URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE

De Leonardo

Saltar a navegación, buscar


Recurso.pngPresentaciónes y Documentación AGENDA 21



Contenido

Prensa.png FACTORES QUE INTERVIENEN EN EL MODELO DE URBANIZACIÓN GLOBAL DE LA SOCIEDAD

Los factores que intervienen en la urbanización global de la sociedad están reflejados en el grafico que aparece seguidamente:

Prensa.png DESERTIFICACIÓN Y URBANIZACIÓN

El binomio desertificación-urbanización ha sido una de las constantes en la historia verde del mundo.

Urbanización. Se puede entender desde una doble perspectiva:

a) Como la expansión física de la ciudad, el crecimiento del espacio urbanizado.

b) Una forma de vida, como parte del proceso más amplio de cambio cultural. - Pérdidas culturales asociadas al conocimiento del cultivo de esas tierras y de las especies que en ella se cultivaban. - Insostenibilidad económica. Al transformar la tierra en suelo, en objeto de especulación inmobiliaria. Desertización. Es un proceso de pérdida de la productividad de los suelos como consecuencia de la sequía. Asociado a la expansión de la urbanización conlleva el proceso de desertificación, aparece otra serie de pérdidas culturales y económicas: a) La pérdida de suelos cultivados arrastrados por el agua como consecuencia de la desforestación realizada por necesidades energéticas, o la degeneración de las propiedades químicas y físicas debida a una intensificación excesiva de la agricultura. La artificialización del suelo, dando como resultado un cambio de sus propiedades, sobre todo de la impermeabilización. La desertización como el resultado de la competición por los recursos que se establece ente campo y ciudad. Se compite por suelo, por recursos hídricos y por personas o mano de obra. La competición se traduce en un cambio en los usos de suelo y de sus composiciones físicas y químicas que favorecen el proceso de desertificación. La ciudad necesita de enormes cantidades de materia y energía para su sostenimiento lo que favorece la sobreexploación del medio rural y la puesta en práctica de prácticas agrícolas y ganaderas no sostenibles. También absorbe gran cantidad de población que abandona los núcleos rurales. A cambio la ciudad exporta ingentes cantidades de materia degradada en múltiples formas: residuos sólidos, aguas contaminadas, aire polucionado, etc. Las tierras circundantes que antes alimentaban a la ciudad se han convertido en zonas de especulación inmobiliaria en donde se desarrolla un nuevo concepto de ciudad, siguiendo el modelo americano que representa un enorme derroche de espacio. La urbanización produce un doble efecto que podríamos denominar centrífugo y centrípeto en su participación en el proceso de desertificación. Al convertirse las ciudades en polos de atracción para los campesinos que abandonan las tierras y para los flujos de materia y energía que el sistema urbano consume, permitiendo el avance de la desertificación. El efecto centrífugo sirve para denominar tanto el proceso de expansión física de la ciudad sobre las áreas rurales como el proceso de difusión cultural del estilo de vida urbano y de formas urbanas de pensar y entender la relación sociedad. Los principales elementos del proceso de urbanización que alimentan la extensión de la desertificación son: 1 La expansión del espacio construido para 1. El crecimiento de los núcleos urbanos, 2 Las segundas residencias o residencias vacacionales, 3 Infraestructuras y servicios, 4 Industrias urbanas, 5 Industria de ocio, 6 Vertederos, etc. 7 La competición por los recursos hídricos. 8 La emisión de agentes contaminantes (residuos sólidos, aguas contaminadas, etc.) desde los núcleos urbanos y que contaminan el suelo agrícola. 9 La emigración campo-ciudad.

Prensa.png FUTURO URBANÍSTICO DE MADRID

El modelo urbanístico que se ha elegido es considerado como de “ciudad imposible”, se caracteriza por los siguientes elementos:


1. Creación de una gran conurbación, es decir una gran zona urbana formada por una serie de municipios cercanos.

En el 2019 las zonas urbanizadas serán el doble de lo que ocupan actualmente. En el 2035 todas las localidades de la región se habrán fundido en la citada conurbación que habrá terminado de cubrir una superficie equivalente a todo el territorio de la Comunidad. El suelo se habrá acabado en Madrid. El proceso comenzará con los planes de Majadahonda y Boadilla del Monte para seguir con Móstoles, Fuenlabrada, Getafe, Leganés …etc

Habrá que buscar suelo en las provincias limítrofes para alimentar la demanda: Toledo, Guadalajara, Segovia, Ávila y Cuenca.

En este proceso es fundamental la existencia de grandes carreteras y trenes rápidos que acerquen a la gente en poco tiempo a Madrid.

2. El modelo residencial elegido requiere la ocupación más dispersa del territorio que se haya conocido en el país provocando los siguientes efectos:

• Aumento del precio del suelo de un modo generalizado


• Somete al medio ambiente a una presión muy intensa. El gasto en energía se incrementará enormemente no sólo en edificaciones sino también en zonas verdes y piscinas.

• La dependencia del automóvil es tan grande que el espacio dedicado a los viarios (calles, carreteras, autopistas y aparcamientos) llegan a consumir el 50% del suelo.

• Los usos de servidumbre (vertederos, embalses, etc.) también necesitan cada vez más espacio.

3. Las emisiones de contaminantes no solamente no van a disminuir sino que se van a extender por toda la conurbación madrileña.

4. El tráfico de vehículos principalmente privados se incrementará, suponiendo las medidas para paliar su colapso una cantidad excesivamente alta del presupuesto, e igualmente el intento de paliarlo con transporte público deberá tener en cuenta los precios subvencionados para que resulten efectivos, llevando con todo ello un aumento considerable del gasto.

Prensa.png POSIBLE SOLUCIÓN: URBANISMOS SOSTENIBLE

Los principios del urbanismo sostenible afirman que para cambiar el signo negativo de la relación entre urbanismo y naturaleza, habría que comenzar por restablecer las condiciones que permitieran pasar de un ciclo urbano abierto a un ciclo urbano cerrado. Restablecer un ciclo urbano cerrado significa reducir la entropía que produce la ciudad, consiguiendo un sistema de reciclaje integral. Reducir la producción de entropía conllevaría la mejora de la calidad de vida de los urbanitas y la disminución de los elementos urbanísticos y urbanos, señalados anteriormente en el esquema, y que participan e influyen en el proceso de desertificación. Ya existen modelos urbanos sostenibles que incluyen y desarrollan el reciclando parte de la contaminación que la ciudad produce. • Los residuos sólidos urbanos son recliclados como abono o en forma de energía (metano, etc). • El agua es reciclada y reutilizada para el riego de las huertas y campos del alfoz. • El aire contaminado es depurado por los bosques y campos que rodean y se integran en la ciudad.

• Controlar el crecimiento urbanístico de las ciudades. • Promover el desarrollo de ciudades pequeñas y medias, mediante políticas de descentralización económica y política. • Recuperar el alfoz de nuestras ciudades. • Dotar a los ayuntamientos de mayor autonomía. • Incrementar la participación de los ciudadanos en el diseño de sus ciudades. • Introducir los principios de racionalidad ecológica en la planificación urbana y territorial. • Fomentar la educación ambiental entre los ciudadanos y políticos. • Difundir una información veraz y continuada de los problemas y riesgos ambientales. • Promover una nueva cultura urbana basada en un nuevo concepto de calidad de vida y en la necesidad de una sostenibilidad ecológica, económica, social y cultural.

Las propuestas del urbanismo sostenible van encaminadas a: 1 Reordenar el crecimiento urbano y limitar la expansión del entorno construido, 2 Recuperar el sistema urbano mediterráneo, huyendo del modelo urbano americano. 3 Promover la concienciación ciudadana respecto a los problemas ambientales mediante el desarrollo de formas más democráticas de participación ciudadana.

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Menú
Utilidades